Loading...

Información, datos y testimonios de calidad formativa para tu crecimiento

Da tu primer paso hacia nuevos conocimientos. Cursos 100% online para profesionales de la salud.

Opinion

Trastornos hidroelectrolíticos, lesión renal y alteraciones del estado ácido base

El doctor y director médico de Océano Medicina, Sergio Daniel Butman, analiza las diversas entidades de alta prevalencia y complejidad que el médico internista debe afrontar en la actualidad.

Imagen del articulo

En medicina interna hay muchas entidades de alta prevalencia y complejidad que el médico internista debe afrontar. Los trastornos hidroelectrolíticos y las lesiones renales de diferentes evoluciones y grados de severidad, así como las alteraciones del estado ácido base, son algunos de los conceptos que a diario deben afrontar al atender a los pacientes internados.

Diferentes factores ponen a prueba la complejidad de las intervenciones en la elaboración de los planes de aporte de líquidos y sus diferentes composiciones. Por ejemplo, el manejo de los fluidos, la categorización del paciente según su estado de volumen y su distribución en diferentes compartimientos corporales. También, los motivos de internación y las comorbilidades.

Los electrólitos y sus alteraciones pueden implicar diferentes niveles de intervención, urgentes y no urgentes. Esto sucede por ejemplo en las hipokalemias e hiperkalemias o en las hiponatremias e hipernatremias. La hipokalemia y la hiponatremia son los trastornos más frecuentes vistos en medicina interna.

Causas

Múltiples causas pueden estar presentes en un mismo paciente. Estas deben ser identificados para su tratamiento. Dependiendo de su severidad e impacto clínico, las hipokalemias indicarán un tratamiento parenteral u oral de reposición de potasio. La hiponatremia debe ser prevenida, dado que muchas veces es producida a nivel nosocomial por intervenciones sobre el paciente con soluciones hipotónicas.

Cuando está presente desde el ingreso debemos evaluar su tiempo evolutivo, su severidad, el estado de volumen del paciente y la presencia de síntomas para elegir el tratamiento de corrección más adecuado.

Además, podemos decir que la hiperkalemia es una entidad frecuentemente asociada al deterioro de la función renal. Situación que nos obliga a controlar y a realizar intervenciones urgentes en los cuadros severos dado que es una entidad que amenaza la vida del paciente.

Lesiones renales

Por otra parte, el internista ve a diario pacientes con lesiones renales con impacto en su función de diferente evolución. Desde pacientes que ingresan por cuadros agudos causados por depleción de volumen de diversas etiologías, como por ejemplo vómitos y diarrea, a otros producidos por lesión en la estructura del riñón, como la necrosis tubular aguda asociada a la sepsis. También, son frecuentes las lesiones obstructivas de las vías urinarias que producen lesión renal cuando no se resuelven en tiempo adecuado. Dentro de los cuadros crónicos de daño renal, son frecuentes las internaciones de pacientes con diversos grados de dicha insuficiencia, algunos en estadios avanzados que requieren diálisis. O por comorbilidades, dado que son pacientes que presentan diversas enfermedades sistémicas mal controladas, como la diabetes y la hipertensión arterial.

Para finalizar

Por último, los trastornos del estado ácido base cuyo análisis por parte del internista como un auxiliar en la compresión del estado del paciente es una herramienta fundamental en múltiples enfermedades. incluyendo a las alteraciones hidroelectrolíticas y renales. El estado ácido base refleja alteraciones sistémicas que pueden llevar a realizar diagnósticos. Desde una cetoacidosis diabética hasta intervenciones de urgencia, como la reposición de bicarbonato en acidosis metabólicas severas. O realizar ventilación mecánica no invasiva o invasiva en pacientes con insuficiencia respiratoria hipercápnica.

Sin duda, la compresión y el manejo de todas estas entidades comprenden un núcleo de competencias del médico internista y su comprensión, capacitación y actualización forman parte de la formación continua de la especialidad.

¡ALCANZÁ TU MÁXIMO POTENCIAL!

Te recomendamos estos cursos

Medicina general

400 horas
Curso superior en Medicina Interna. MKSAP 18

Medicina general Medicina intensiva

350 horas
Programa de actualización avanzado en medicina intensiva
SEGUÍ ESPECIALIZANDOTE
Contenido exclusivo incluido en nuestros planes de estudio para enfermeros
Conocé mas sobre todo lo que incluyen nuestras membresias QUIERO SABER MÁS

COMENTARIOS

0 0 Votos
Calificación
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios